Ejercicio al aire libre elimina la depresión

Lo que peor llevamos del otoño es la falta de luz, así de fácil. Los días son más cortos y las tardes oscuras y grises. Los rayos de sol nos han abandonado y con ellos la hormona de la felicidad, la serotonina. Para producirla, el cuerpo necesita una buena cantidad de luz (solar).

No hay otra solución, ¡hay que salir al aire libre! Los medicos recomiendan estar al menos media hora al día fuera. Sí, incluso aunque dentro se esté mucho más agusto. Porque, hasta cuando el cielo está lleno de nubes, ¡fuera habrá más luz que dentro! Y eso mejora el humor más de lo que te esperas.

Las más aplicadas añadirán una dosis de ejercicio a su ración de aire fresco. Durante el deporte el cuerpo libera una gran cantidad de las hormonas de la felicidad. Y sinceramente, excusas para no correr, andar o montar un poco en bicicleta siempre hay, pero no suelen ser buenas.

Por cierto, las camas de bronceado no sustituyen a la luz natural.

Banner 2