Fernando del Solar y como enfrentar el cáncer optimistamente

Fernando del Solar atraviesa por una de las etapas más fuertes y devastadoras del tratamiento en contra del cáncer que padece, sin embargo, asegura estar en el mejor momento para enfrentarlo, porque se encuentran bien en lo emocional, familiar y laboral.

No obstante reconoce que no siempre es así, “hay días muy buenos, otros buenos y otros malos, es como una montaña rusa, muchas emociones, sabes que está latente, logras el viaje, pero cuando sabes que está ahí y que puede suceder… Te mantiene alerta todo el tiempo, con los sentidos agudizados y al pendiente de lo que pasa en tu cuerpo”.

Entrevistado vía telefónica por Javier Poza, el próximo conductor de “La Academia” reveló que la empresa -TV Azteca- le anunció que tiene un reemplazo en caso de que tenga algún contratiempo durante las transmisiones, pero prefirió no dar a conocer de quién se trata pues “no lo quiero decir porque no saldrá en televisión”.

Optimista, Del Solar relató el proceso por el que está pasando; “Ya me dejé de preguntar por qué a mí, estaba muy encabronado la neta, muy enojado con la vida, con Dios y es que uno se pregunta y se enoja, pero eso ya pasó, ahora es más bien, qué voy a hacer para estar bien, para salir adelante, tengo mucho por vivir, tengo una familia increíble y me aferro a eso, yo quiero vivir, quiero ver crecer a mis nietos”.

Relató: “la situación es la siguiente, es difícil, ruda, dura pero traigo la actitud y las ganas de salir adelante, con mucho ánimo, muy positivo, platicando con Ingrid y creo que estoy en el mejor momento de mi vida, en lo personal y profesional”.

El conductor relató que la enfermedad que padece se alojó en el pulmón y aunque ya no fuma desde hace diez años, esto no tiene nada qué ver con el padecimiento, lo mismo ha revisado sus antecedentes genéticos y no ha encontrado casos similares.

Dijo que aunque se cuestionaba muchas cosas respecto a su padecimiento, este “es el mejor momento, porque es cuando más fuerte me encuentro en lo personal, en lo profesional, este es el momento adecuado”.

Comentó que ver las cosas de esa manera se debe a la misma noticia, “o maduras o maduras, no te queda otro camino, nos pensamos inmortales y que la vida es eterna, pero de esta manera hay algo que me dice que es necesario vivir el presente, la sabiduría te la da la situación, me lo da al consultorio, me lo da el ver a otras personas igual o peor que yo.

“Es tremendo, devastador lo que pasa en estos días, pero me cuando me levanto y puedo desayunar con mis hijos, con mi familia, me dan más ganas de vivir y de pensar que sobreviví ante tan implacable situación”.

El conductor de origen argentino, recordó que sus padres y hermanos ya viven en México y lo han acompañado en todo momento, pero hizo un reconocimiento especial a su esposa, la también conductora Ingrid Coronado, “quien ha estado conmigo en todo momento”.

“He aprendido a dejarme de preocupar innecesariamente por cosas que no tienen sentido, además de que está a mi lado, mi mujer que es una guerrera, le ha afectado mucho, pero es fuerte, al igual que a Emiliano, a Luciano y a Paolo quienes ya saben de la situación y lo están asimilando como pueden”.

A pregunta expresa sobre si la enfermedad fue detectada a tiempo, el conductor dijo: “soy muy optimista el doctor y yo confiamos en que vamos a salir adelante, se detectó relativamente a tiempo, esto no es una ciencia exacta, pero es tan diferente en cada persona. Podemos tener el mismo padecimiento y se aplica la misma terapia pero uno sale y otro no, son cosas inexplicables, y ahí tiene mucho que ver el aspecto emocional, tus ganas de vivir, el apoyo, aspectos ajenos a la medicina, a los que también le apuesto”.

Agradeció que toda su familia “se cuadró, hablan todo el tiempo, están un poco devastados, como todos y siempre me están cargando pila aunque sé que en el fondo están tristes, me pasa muy seguido que yo termino dando ánimo a los demás”.

Dijo que por el momento “la más ocupada es mi mujer, está al pie del cañón me da todo el apoyo y yo me apoyo en la familia, y sí, me preocupan mis hijos”.

Mencionó que por las noches antes de dormir y cuando se encuentra un momento para él “rezo mucho, me visualizo sano, me veo viajando, haciendo cosas que quiero hacer, intento visualizar mi cuerpo por donde se está moviendo y pidiendo que se vaya, trato de imaginarme todas las noches ese proceso sanador”.

Agradeció el apoyo de TV Azteca y la confianza que han puesto en él y a la gente que lo sigue en redes sociales y le envía sus mejores deseos para que mejore su salud.

Finalmente comentó que ya empieza a caérsele el cabello, pero verá la forma de adaptarse y seguir adelante.

Banner 2