Los programas de enriquecimiento para niños con altas capacidades

Mi hijo ha sido diagnosticado con AACC ¿qué tengo que hacer ahora? ¿Qué es mejor para él?
Ya estuvimos viendo el concepto de Altas Capacidades en el artículo Altas Capacidades y hablamos de las características principales que son comunes en estas personas.
Es evidente que cada persona, cada niño, es un mundo y estas características son particulares y únicas en cada individuo. Es por ello que una vez detectadas las AACC en un niño, debemos pensar en cuáles son las mejores opciones para responder de manera adecuada y adaptada a sus necesidades.


Una vez que se han diagnosticado las AACC, se plantean distintas alternativas que se pueden llevar a cabo con los niños; las medidas educativas que se pueden adoptar, como ya comentamos en el artículo Altas Capacidades II pueden ser, la aceleración, las adaptaciones curriculares y los programas de enriquecimiento escolares y/o extraescolares.
En esta ocasión me voy a centrar en los programas de enriquecimiento extraescolares.
Estos programas son una opción muy adecuada para estos niños ya que les ofrece un espacio donde compartir sus intereses con otros niños con características similares, aprender y disfrutar en un lugar donde se sienten libres, escuchados y donde poder encontrarse a sí mismos.
Existen opciones a nivel privado y público. En la Comunidad de Madrid se desarrolla el Programa de Enriquecimiento para Superdotados y Talentos desde 1992, creado y dirigido por Esteban Sánchez Manzano. Estos programas aportan apoyo extracurricular para estos niños y además ofrece ayuda y orientación a los profesores y padres para que conozcan bien las características de los niños y les ayude en su labor educativa para que sea la más adecuada.
Este programa está dirigido a niños desde 4 años de edad, en casos excepcionales participan niños menores de 4 años, y cubre todas las edades hasta la incorporación en la Universidad.
Es importante tener en cuenta que en “un programa de enriquecimiento con iguales el niño es aceptado como uno más y no como un estereotipo, y su capacidad se desarrolla eficazmente al ser aceptado por los demás. Ellos pueden expresar libremente ante sus compañeros su curiosidad por aprender, pueden responder de forma creativa sin que se sientan rechazados por esta conducta. Estos programas les ayudan, por otra parte, a evitar la rigidez en la creatividad. No olvidemos que las reacciones del niño superdotado ante los estímulos son más fuertes que las reacciones de los niños normales, eso hace que ante situaciones frustrantes pueden adoptar conductas de rechazo y abandono de los estudios” (Sánchez Manzano, 2000).
Los niños con AACC necesitan retos de aprendizaje que estén más allá del currículum del centro educativo y los programas de enriquecimiento cumplen están función. Lo ideal es ofrecerles contenidos y materia adaptada a sus necesidades, intereses y ritmos de aprendizaje, y de este modo, conseguir el desarrollo óptimo de sus capacidades.
Estos niños tiene una necesidad enorme de conocer, saber, aprender, investigar, preguntar, explorar…por lo que un espacio que les permita observar cosas diferentes, motivarles a analizar cuestiones desde distintos puntos de vista, ser capaces de modificar su propia perspectiva, generar alternativas a los problemas planteados, etc. resulta la respuesta más adecuada.
Para el desarrollo de los programa de enriquecimiento se toman como base tres teorías, la de la inteligencia, la de capacitación y la teoría de la creatividad. En el programa de Esteban Sánchez se hace especial hincapié, en la teoría de la creatividad.
Por lo tanto, a través de diversos talleres y teniendo como motor principal el empleo y fomento de la creatividad, los participantes tienen la oportunidad de poner en práctica y fortalecer sus habilidades naturales de forma lúdica, haciendo que paralelamente estos talleres, fomenten el interés y gusto por la experimentación y el aprendizaje.
Así pues el programa persigue objetivos como fomentar el equilibrio y la madurez emocional en los niños además de unas relaciones sociales adecuadas, estimular y desarrollar las capacidades creativas como son la originalidad, la fluidez y la flexibilidad lo que llevará a fomentar la producción creativa y educar en actitudes creativas, de manera que se desarrolle el talento, potenciar su motivación intrínseca para ser creativo y del mismo modo, ayudar y orientar a las familias en la educación de sus hijos y orientar a los profesores.
La estructura general en el que se basan los programas embarca diferentes áreas: creatividad matemática, creatividad a través de la lengua y la comunicación, imagina, inventa y crea, y, juegos lógicos manipulativos.
Además también se trabajan en los diferentes programas otras temáticas como pueden ser taller multimedia, habilidades sociales, experimentos, magia…

Esto es una pincelada de todo lo que esconden estos programas tan bonitos y necesarios para ayudar a estos niños a equilibrar, en cuanto a sus necesidades se refiere, lo que les aporta el sistema educativo.