El 62% de las mujeres que tienen parejas con disfunción eréctil presentan síntomas de disfunciones sexuales femeninas como disminución del deseo, del orgasmo, ausencia de fantasías sexuales, desórdenes de lubricación vaginal y rechazo al contacto sexual. Apoyar a tu pareja no es sólo para ayudarlo a él sino también a ti. Conoce el problema ¡y soluciónenlo juntos!

Información para recuperar su vida sexual

1. Es más común de lo que crees: la disfunción eréctil afecta a cinco de cada diez hombres mayores de 40 años.

2. Por qué ocurre: que un hombre consiga una erección depende de un proceso complejo que involucra al cerebro, hormonas, sentimientos, nervios, músculos y vasos sanguíneos. La razón por la que tu hombre la tenga puede ser un problema en cualquiera de estos elementos.

3. Mucho más que un problema sexual: tener disfunción eréctil duplica las posibilidades de padecer problemas del corazón, un riesgo que equivale a ser fumador moderado o tener antecedentes familiares inmediatos de enfermedad cardiaca.

4. Hábitos que aumentan el riesgo de padecerla: el tabaquismo es un factor de riesgo para este padecimiento porque puede generar lesiones ateroescleróticas en las arterias que irrigan al pene. Tener sobrepeso, tomar alcohol o usar drogas también aumentan la probabilidad de tener problemas para lograr una erección.

5. Cómo se diagnostica: al acudir con un médico, él realizará un examen físico y exámenes de sangre, en la mayoría de los casos. También puede realizar exámenes de orina, ultrasonido, pruebas de erección nocturna (se envuelve cinta especial en el pene antes de dormir y si la cinta está despegada en la mañana significa que se logró una erección durante la noche) y un examen psicológico.

6. Tratamiento: el método más común consiste en utilizar pastillas que potencian el efecto del óxido nítrico, un químico que el cuerpo de tu pareja produce naturalmente y que relaja los músculos del pene, aumentando el flujo sanguíneo y provocando una erección. También existen inyecciones, supositorios para el pene, implantes y bombas de aire.

7. Cómo se previene: motiva a tu pareja a tener un estilo de vida saludable y visitar al doctor de manera regular, que no fume, consuma poco alcohol (o lo evite totalmente) y no consuma drogas, se ejercite, y no esté bajo mucho estrés.